Algo tan natural como debería ser la lactancia materna, se ha visto perjudicada en las últimas décadas y cubierta de mitos y falsas creencias. Debido en parte a la aparición de la leche de fórmula y como consecuencia, de la falta de “pasar conocimientos” de generación en generación. Antiguamente, no hacían falta grupos de apoyo porque se veían niños mamar a cualquier hora, lugar y de cualquier edad. Las niñas veían mamar a sus hermanos, a sus primos, a sus sobrinos… Hoy en día se ven “más biberones que tetas”.

Por tanto, la tradición que se trasmite en la mayoría de los casos es la del biberón. Por ello, algunos consejos, aunque no malintencionados, pueden suponer el fracaso de la lactancia. A lo largo de tu lactancia, oirás muchas afirmaciones que pueden hacerte dudar. Vamos a intentar ayudarte antes de que esto ocurra. Si en algún momento dudas si lo estás haciendo bien, lo mejor es que consultes con una matrona, asesora o un grupo de apoyo a la lactancia. Puedes buscar el más cercano a tu domicilio en www.laligadelaleche.es

 

“Mejor si le das una ayudita”

Si el pediatra aconseja dar un suplemento por que el bebé no coge peso tenemos que tener en cuenta que:

  • El primer suplemento ha de ser de leche materna (se extrae y se administra ; así aumenta la ingesta y aumentas la producción). A la hora de administrarlo podemos hacerlo mediante relactador, jeringa, vasito… El biberón Calma de Medela es también buena opción, ya que imita el pecho y el bebé tiene que realizar el mismo trabajo de vacío para obtener la leche.
  • Descartar que no haya algún problema que pueda interferir en la producción de la leche (obesidad, diabetes tipo II o hipotiroidismo sin tratar, anorexia…)
  • Se haya valorado el agarre (si el bebé tiene frenillo o algún problema de succión no está mamando de manera eficaz).
  •  Un suplemento es algo temporal que se puede ir retirando paulatinamente y bajo las pautas que indique el pediatra. No se puede retirar un suplemento de la noche a la mañana.
  •  Si la indicación de darle un biberón no está hecha por un pediatra, mejor, descártala.

En este caso hablamos siempre de niños sanos.

 

“Con el biberón duerme más”

Seguro que conoces a niños de pecho que duermen 8 horas del tirón y otros de biberón que se despiertan cada hora. Hay quien dice que darles, por ejemplo, un biberón con cereales por la noche hace que duerman más. Puede que los primeros días aguanten un poco más porque están empachados, pero no suele ser lo habitual. Los bebés se despiertan porque su sueño está “madurando”, pasa por fases (no es profundo como el de un adulto, si no que entran en el profundo y salen varias veces en la noche).

 

“Te está usando de chupete”

No. Usa el chupete de teta. La succión es la manera de relajarse que tienen, si no tienen tu teta, succionan el chupete (y no en todos los casos).

 

“Si bebes leche, producirás más”

En este caso el refrán popular de “lo que se come se cría”, no podemos aplicarlo. La composición de la leche materna no depende de lo que la madre coma. Se recomienda, como en todos los casos seguir una dieta saludable, pero en caso contrario no afectaría a la calidad de la leche, si no a la salud de la madre. Tendría una madre que tener desnutrición severa para que esto afectara a la calidad de la leche. En el caso de madres vegetarianas es imprescindible tener una dieta equilibrada y tomar suplemento de B12.

 

“Este bebé mama mucho”

Esto no es un mito, esto es la realidad. Verás cómo lo más seguro es que las primeras semanas el bebé esté prácticamente todo en el día en el pecho. Es lo normal. Sobre todo por las tardes y si el bebé tiene cólicos es fácil que no se despegue de ti en horas. Es normal pero puede resultar agotador, piensa que es pasajero y que enseguida irá espaciando las tomas.

 

“Tengo que dejar de darle, empiezo a trabajar”

Empezar a trabajar no es sinónimo de destetar. Si tienes previsto incorporarte, puedes ir haciéndote con un banco de leche extraída (mejor fresca, de 5 días como mucho, que congelada). Hay varios extractores (manuales y eléctricos) que te ayudaran con este trabajo. El bebé puede seguir tomando tu leche en tu ausencia.

Extractor Armony

 

Es importante mantenerte siempre informada y tener apuntado el número de algún grupo de apoyo, aunque en principio no tengas problemas, puedes sentirte desbordada en algún momento puntual. Te invito nuevamente a localizar el más cercano y tenerlo a mano: www.laligadelaleche.com