Nunca me subió la leche… La lactancia y la placenta

publicado en: Blog | 0

El otro día una madre me escribió para contarme su testimonio sobre la lactancia y os lo resumo a continuación:

(…)En mi caso, tenía claro que quería darle pecho, pero al final termine con biberón. No tuve ningún trauma ni cuando la tenía en mi pecho todo el dia ni cuando decidí darle el biberón, pienso que fue lo mejor. Todos los mitos que hay sobre la lactancia materna sabía que eran eso, mitos, pero hay uno que creo que fue viral en mi, no tener leche. Parece mentira, pero después de 8 días, en que la niña se enganchaba bien y ver que no ganaba peso, incluso perdía, es cuando decidí el cambio al biberón. Siempre la tenía en mi pecho, y aunque no sacaba nada, fue gratificante, cambio muchas cosas en mi, siempre para mejor. Intentaba sacarme leche con un sacaleches y nada, ni una gota, ni note subida ni note nada. Quizá no aguanté mucho o tenia que haber pedido ayuda, no lo se, pero tampoco me arrepiento de mi decisión. A los 10 días no paraba de sangrar y de repente mi cuerpo empezó a expulsar algo, se había quedado placenta dentro derivando en una infección. No se si fue la razón o no de no subir la leche, pero bueno siempre me quedara la duda. Soy una persona que prefiere cualquier cosa natural a artificial, pero aún así hay veces que tenemos que echar mano de lo artificial. Igual que defiendo la lactancia materna defiendo la artificial, pero a demanda, los niños no son máquinas y ellos deciden cuando y cuánto quieren comer sea de la manera que sea. Lo único que siento es que parecía que tuviera que justificarme por no dar pecho, a lo que si me preguntaban respondía simplemente que le daba biberón no daba explicaciones, se supone que todas las mujeres tienen leche, quizá me sentaba mal, a veces, por eso. No creo que fuera una lactancia fallida, mi cuerpo sabrá porque. Está es un poco de mi historia, la cual no cambiaría sobre todo por mi pequeña, es fuerte, cariñosa, dicharachera… Para mí un amor de niña. Gracias por “escucharme” necesitaba hablar con alguien. Saludos. Lo mejor que me quedo de la maternidad es el cambio que ha hecho en mi.

¿Todas las madres tienen leche?

Esto es lo primero que voy a aclarar… cuando veo esta frase afirmada junto con otros “mitos” de la lactancia materna, me enfado. Porque no TODAS las madres tienen leche. La inmensa mayoría, sí. Y de las que no, se puede sollucionar en la mayoria de los casos. Pero no el 100% de las madres tienen leche suficiente. Hay algunos casos que sí existe una hipogalactia real (en algunos casos de hipoplasia, problemas de tiroides sin tratar, obesidad mórbida…).

¿Cómo se inicia la lactancia?

Unas semanas antes del parto, algunas madres observan que ya tienen “leche”. Cuando el bebé nace, tiene disponible el calostro, nada más nacer. ¿Y qué hace que el cuerpo empiece a fabricar leche? Ese “clic” se da con la expulsión total de la placenta. Ahí comienza todo y en 2/5 días la subida se da. Si un trozo de placenta se queda dentro, no se hace ese clic y por tanto, nunca da la subida.

La retención de placenta es algo muy poco frecuente pero muy importante de tener en cuenta y poder detectar a tiempo. Por tanto, si una mujer dice que no le ha dado la subida al sexto o séptimo día y el bebé no coge nada de peso, no estaría más hacer una ecografía y descartar que se haya quedado un trozo de placenta en el útero.

En una conversación, tras leer su historia la madre me dice: “A la matrona le parecía raro, pero tampoco me dijo mucho más (…) Lo único que me dio  eran unos sobres para tener más leche”. 

Sobre estos sobres o infusiones (me da lo mismo promil, que infuloquesea) escribí aquí “¿Quieres aumentar tu producción? ¡Huye!“, en resumen, no valen para nada. Hay medicamentos galactogogos que deben ser recetados cuando se ha descubierto una causa real de hipogalactia. Fuera de ahí, es preferible no tomarse nada con esta inteción.

Si quieres leer más entradas puedes seguirme en Facebook o ir a mi blog.

Y si quieres comentar o contarme tu historia ¡no te cortes!

 

Tienda online – Embarazo, Latancia,  Porteo y más…

Dejar una opinión