Porteo y LactanciaCasi todos los portabebés te permiten amamantar (dependiendo de la edad del niño, del portabebé y del nudo, en su caso).

Para los primeros días, llevar al bebé cerca de ti facilitará que la lactancia se instaure de manera más rápida. Al tener al bebé cerca, se segrega oxitocina, hormona que se encarga de la producción de la leche. Así mismo, le ofreces una disponibilidad total para que el bebé mame justo cuando él quiere, regulando así la producción de leche.

Esta disponibilidad se convierte en tranquilidad para el bebé, y por tanto el bebé llora menos.

Como el bebé puede ir erguido, es mucho más fácil que expulse los gases, al mismo tiempo que alivia los cólicos y las regurgitaciones.