¿Quieres ahorrar en toallitas a la vez que proteges su piel?

publicado en: Blog | 0

Si quieres ahorrar en toallitas y a la vez, proteger la piel de tu bebé, no te puedes perder este post.

Ya sabemos que la mayoría de las toallitas que podemos encontrar en el mercado tienen sustancias que son poco “amigables” con el medio ambiente y con la piel, sobre todo para la piel de un bebé. En mi caso comencé a usar toallitas y pañales de tela porque además, mi hijo tenía dermatitis y el “efecto invernadero” que hacen los pañales normales no le venía nada bien.

Existen marcas ecológicas que son muy apropiadas para proteger su piel pero son más caras que las que compramos normalmente en el supermercado.

Así que os propongo una alternativa muy económica, práctica y sobre todo respetuosa con el medio ambiente y con la piel del bebé  ¿Alguien da más? Además, opciones varias; puedes meterte de lleno y usarlas para todo y darles uso según tus necesidades.

Se trata de las toallitas de tela. Son 10 toallitas confeccionadas con bambú. El bambú es un material presente en mucho de nuestros productos por varias razones.

  • Del bambú se obtiene una fibra naturalmente suave con propiedades no irritantes a la piel.
  • Absorbe la humedad (4 veces más que el algodón) y traspira.
  • Contiene agentes antibacteriales, lo que ayuda también a que no se acumulen olores.
  • Protege de la radiación ultravioleta del sol (aunque en las toallitas no es necesario, claro)
  • El bambú crece muy rápido, es biodegradable 100% y no necesita fertilizantes.

Y ahora, al tema práctico.

Las toallitas vienen en una bolsita impermeable, os voy a contar cómo y para qué las usaba yo.

Si te preocupa imaginarte un pastelito en la toallita de tela, te cuento: cuando había mucho pastel usaba las desechables. Si no había demasiada caca, las usaba (las de bambú) porque como el pañal también era de tela… iba todo al mismo sitio. Pero bueno, que esto os lo digo por si solo os habéis hecho la idea de ver la toallita llena de caca. No no no… como os decía, tienen muuuuchos más usos.

Sobre todo para el pipi y para limpiarles las manos y la cara.

En casa como tengo todo al lado de la pila, pues las mojas un poquito y ya está. Siempre tenía unos colores agenciados para el culo y otros para la cara. En cada paquete van 10 unidades de 5 colores (dos de cada color).

Pero…¿Y en la calle? Pues muy fácil, tengo un pequeño botecito pulverizador en el cual llevo agua y un poquito de Crema de Baño de caléndula  de Weleda Sin Aclarado. Entonces, mojas la toallita (o en culo directamente) pasas la toallita y como traen una bolsa impermeable y súper chula, pues allá van cuando tienen pipi.

Para mocos, leche y guarradillas varias de la cara son ideales, porque no se les queda el sabor/olor a colonia, no irritan tanto y son mucho más suavecitas.

También me han salvado (demasiadas veces) cuando se me olvidaba coger los discos de lactancia. Me ponía la toallita doblada por la mitad  y… a absorber se ha dicho. Respecto a los discos de lactancia siempre he usado de tela también, en este caso de soja. Súper suaves, no se notan, ahorras mil (sobre todo si los tienes que usar muuuchos meses como yo, en mi caso… a día de hoy, pues… 42 meses jajaja. Pero vaya, con que los uses un mes ya los amortizas, son muy baratos)

En fin, que tienen usos mil, según las necesidades de cada familia y de las “exigencias” de las pieles de los más pequeños.

Las muselinas pequeñas (que también son de bambú, aunque miden algo más ;30*30cm), cumplen muchas de las funciones que he descrito. Pero al ser un gramaje bastante inferior (son mucho menos gorditas), la absorción se ve reducida en este caso. Si quieres saber más sobre las muselinas y las gasitas, puedes pinchar aquí.

¡Ah! Y si te mola esto del ahorro, cuidar el medio ambiente y la piel del bebé puedes ver mi entrada “¿Pañales de tela en el siglo XXI? Sí, gracias”.

 

Espero haberte dado alguna idea, si lo has probado o lo pruebas ¿Me lo cuentas? Me gusta saber más trucos de otras familias, que se nos agudiza mucho el ingenio con esto de la (p)maternidad ¿verdad?

 

Dejar una opinión