Sobre Facebook, lactancia y mejores madres.

publicado en: Blog | 0

Sobre Facebook, lactancia y mejores madres.
Hace tiempo que dejé de meterme a leer comentarios (de páginas varias) cuando alguien publica algo sobre lactancia y otros temas de crianza. Siempre es la misma historia y me cansa sobre manera. Si es en el Facebook de Naturmamy, mi espacio… desde luego que contesto tanto comentarios como privados, siempre que la gente se dirija con el mismo respeto que yo lo hago.

Ejemplo 1. Una madre pregunta qué biberón es mejor para su bebé. Ya salen un montón de madres diciendo que lo mejor es el pecho, que no hay nada como la lactancia para los bebés… que tal y que cual. Vamos a ver (pienso), esta madre NO está preguntando si dar pecho o biberón. Está preguntando qué biberón es mejor. Punto. Si das el pecho y te gusta mostrar las bondades de esa opción (que es muy lícito, a mí me encanta difundir la lactancia), hazlo siempre con respeto y a quien te lo pida, o te dé pie a opinar.

Ejemplo 2. Una madre publica una foto amamantando a su bebé (Brelfie, lo llaman) o una noticia sobre un recién descubierto beneficio de dar el pecho. Ale pues la misma marea de madres que se sienten atacadas, defendiendo a capa y espada que no es mejor madre por dar el pecho (en la mayoría de los casos nadie dice lo contrario, de hecho yo nunca lo he visto, que no digo que no, que de todo hay…) que yo tengo un hijo que tomó biberón y está sano… Por no mencionar madres que afirman que dar pecho más allá del año puede pervertir, crear traumas o perjudicar al niño. Acusar a una madre de pervertir a su hijo o hija, me vais a perdonar… pero también es grave. En fin, si estáis leyendo esta entrada ya sabréis de qué va la cosa.

Lo que quiero es expresar lo que siento cuando leo este tipo de cosas. Nunca es mi intención herir a nadie pero tampoco andar con medias verdades. Espero que se entienda el mensaje.
La leche materna es mejor que la leche artificial. Y esto es una verdad que no entra a interpretaciones porque hay mucha evidencia científica al respecto. Que no es lo mismo que decir que en todos los casos la lactancia materna sea mejor que la artificial. Ahora ¿Una es mejor madre por dar el pecho que por dar biberón? ABSOLUTAMENTE NO. Ojalá ser buena madre dependiera de dar o no el pecho.
Si das pecho, haz la siguiente reflexión: Imagínate que tienes otro bebé y aunque es lo que más deseas no puedes darle el pecho (ponte en el lugar de una quimioterapia, por ponerte una traba insalvable). Ahora piensa en cómo te sentirías. Pues bien, cada vez que vayas a comentar algo; ponte ahí y piénsate si conoces a la persona que hay detrás y a sus circunstancias.

Las personas que nos dedicamos a “promocionar” la lactancia materna no tenemos como objetivo desprestigiar a quien no lo haga, si no poner al alcance de quien lo necesita información fiable y en muchos casos, apoyo. ¿Para qué? Para que las familias puedan decidir LIBREMENTE. Porque una mujer que no tiene la información adecuada nunca podrá elegir libre.
Hay que mirar un poco hacia dentro antes de juzgar tan ligeramente, sobre todo si nos sentimos atacadas. Os pongo un ejemplo personal:
Mi segundo hijo, a pesar de no ser lo que quería, lo parí con epidural. Pocos días después leí una noticia sobre los efectos negativos de la epidural. He de reconocer que mi primera emoción fue negativa; me sentí “atacada”. ¿Por qué? Porque sabía que era verdad, porque no había podido y sentía frustración. Pero en ningún momento se me ocurrió poner que nadie era más madre por parir sin epidural o que con esas noticias nos hacían sentir menos o peores madres. Es más… siempre defenderé que es mejor (porque la evidencia así lo demuestra), sin dejarme llevar por mi experiencia personal. También defiendo que no se debe inducir por protocolo (aunque a mi me indujeran), que no hay que hacer episiotomias por protocolo (aunque a mi me la hicieran) o que la oxitocina sintética tiene sus riesgos (aunque a mi me la pusieran)….

Por que sí, esto es típico de la maternidad y no tanto si lo extrapolamos a otras áreas. Imagínate una publicación de una página de deportes que habla sobre que las pesronas que practican deporte tienen menos riesgo de padecer enfermedades cardiopulmonares y obesidad. ¿Te imaginas este comentario?: ” Pues con este tipo de noticias nos hacéis sentir peores personas a las que no hacemos deporte porque hemos tenido una lesión o no nos gusta el deporte. Y mi marido no ha hecho deporte en la vida y está sano, sin obesidad ni problemas cardiopulmonares“. Qué ¿cómo te suena? 😉

Espero que se haya entendido mi mensaje… se resume en: haz lo que te dé la gana y deja que los demás hagan lo propio. Y si algo te resquema, antes de atacar, mira hacia dentro, no vaya a ser que seas tú la que se está atacando (como a mi me pasó). Porque la culpa en la maternidad es muy “fruta” 😉 ; destiérrala y disfruta.

Aprovecho la ocasión para decirte que si estás en Utiel – Requena o alrededores tienes un Grupo de Apoyo a la Lactancia y Crianza. Si quieres más información sobre los servicios que Naturmamy presta en Requena no dudes en contactar o echar un ojo aquí.

 

 

Dejar una opinión