Blessingway – El mejor regalo para una embarazada

publicado en: Blog | 2

Blessingway – El mejor regalo para una embarazada

El día que creé un grupo de Whatsapp con amigas con el nombre de “blessingway” sabía qué se iba a acontecer en él. Caras de sorpresa y ¿Pero qué es esto? Mi primera explicación así a lo bruto fue; como un babyshower (que esto sí se sabe lo que es) pero para la madre”.

Y es un poco eso. Cuando una mujer se queda embarazada todo empieza ya a girar entorno al bebé futuro. Pero muchas veces se “olvida” a la madre, a sus emociones (que son muchas e intensas), sus necesidades. Sus ganas de que se celebre el embarazo. La traducción sería “camino de bendiciones” y el objetivo es hacer sentir bien a la mama, desearle lo mejor en el proceso y en el parto y hacerle saber que está rodeada de mujeres que la quieren y la apoyan.

Cuando fui a organizar el primer blessingway miré mucha información pero algo no terminaba de convencerme. Depende tantísimo de la personalidad de la mujer, que sería imposible organizar uno estándar, sin tener en cuenta este aspecto. Así como un babyshower puede ser igual, más o menos, en este caso me pareció algo muy delicado. Es importante conocer con qué va a sentirse cómoda la mujer y qué cosas pueden no gustarle o parecerle demasiado “mísiticas”. En este caso, ese era el riesgo que parecía correr. Un blessingway para una mujer muy terrenal… era un reto. Pero lo conseguimos, vaya que sí. Y os cuento un poco por encima qalgunas cosas que se hicieron y otras que se propusieron.

  • Cada una llevó una foto de ella misma de bebé y pusimos nuestros nombres en Post-its. La futura mamá tenía que adivinar quién era quién. Fue un rato muy divertido que sirvió también para romper el hielo, ya que algunas de las mujeres que la acompañábamos esa tarde no nos conocíamos entre nosotras. También se propuso (aunque al final no se hizo, y esto daría para otra entrada) preguntar a las madres por algún detalle emotivo o curioso del nacimiento de cada una de nosotras.

  • Hicimos un molde de su barriga que luego (cuando estuvo seco) se pintó con un Árbol de la Vida y el nombre del bebé.
  • Se compró un lienzo en el que hicieron un dibujo y entre todas lo pintamos con oleos. Ninguna tenía idea de pintar pero el resultado fue muy bueno. Tanta energía, feminidad y cretividad se vio reflejada en el resultado final.
  • Le regalamos un árbol (un nogal, concretamente) que tenía que plantar como recuerdo y paralelismo a la vida que crece a la vez.
  • Merendamos ¡Que todo es necesario!
  • Escuchamos alguna canción dedicada al embarazo.
  • Por último hice una sesión de Método Naces con todas las presentes. Para quien no lo sepa una sesión de Método Naces consiste nomralmente en visualizar el momento del nacimiento para “positivizar” el proceso y quitar un poco la carga negativa que tiene el parto de por sí. Puedes obtener más información aquí. Para mí fue lo más intenso de toda la tarde. Todo iba encaminado a reforzar el poder de la mujer, la energía femenina, el linaje, las mujeres que la preceden y que la acompañan… y a mandar al bebé toda esa energía tan positiva. Una de las chicas me comentó que había “notado la energía” como una fuerza en el pecho. Fue de verdad muy muy emotivo para todas, pelos de punta y alguna lagrimilla… 😉

Si te ha gustado y quieres aportar o comentar algo estaré encantada. Y si quieres una doula para organizar tu blessingway o hacer alguna sesión de Método Naces, no dudes en contactarme. Y si te animas a hacer una ¡cuéntanos, porfa!

No quiero terminar sin agradecer a todas las mujeres que vinieron esa tarde, a Alba por dejarme usar las maravillosas fotos que hizo, a Adriana por dejarme compartir un poquito de su experiencia y como no, a Mario, que ya está dando luz por estas tierras.

¡GRACIAS!

 

2 Respuestas

  1. Gracias a ti por hacer un tarde tan maravillosa. Fue increíble y el método Naces que hiciste fue un momento único y muy emotivo. Me encantó

Dejar una opinión