Nuestra elección a contramarcha

publicado en: Blog | 2
Niño de dos años en Triofix

Cuando comencé a leer sobre el tema de ir a contramarcha experimenté lo que se llama una “disonancia cognitiva”. Es decir, me molestó saber que había llevado mal a mi hijo durante dos años (pudiéndolo haber hecho bien, porque le di la vuelta antes de tiempo) y una barrera mental para protegerme de la maldita culpa decía esto de “madre mía que incómodos, con lo mayor que es ya, encima son carísimas….). Hasta que me empecé a informar y encontré la triste historia de Gabriel que podéis ver aquí  “Gabriel el Vikingo y la Leyenda de la Ola Verde” y es tan estremecedor… tan doloroso leerlos… que me hicieron ese “clic” que me faltaba para decidirme.

Encima, con el mayor me deje liar por la famosa lista del RACE… luego me enteré de su dudosa fiabilidad… y supe que el mejor test que puede haber pasado  una silla es el Plus Test Alemán, y que además, solo lo pasan las sillas a contramarcha.

El caso es que cuando mi pequeño nació compré una silla a favor de la marcha (AFM) para el mayor, que tenía 2 años y 4 meses. Así que la guardé nueva y compramos la Triofix para el mayor. La verdad que es un niño de percentiles bajitos y esto nos está viniendo bien para aguantar a contra marcha lo máximo posible (ACM).

Pero ahora ya el pequeño se acercaba a los 13 kilos y había que hacer el cambalache. Así que, el pequeño pasa a la Triofix y el mayor…. Pues aquí vino nuestra odisea.

Niño de 5 años en Century Klippan

Al final dudábamos entre la AxKid MiniKind y la Century de Klippan (ambas ACM hasta 25 kilos). Varias familias nos habían hablado genial de El estil del Menut  de Alfafar y allí nos dirigimos a ver qué nos contaban. La Century a pesar de ser un pelín más estrecha tenía el respaldo 10 cm más… así que no nos lo pensamos. La chica nos ofreció probar ambas en el coche pero esque lo teníamos claro, siendo para un niño de casi 5 años ya, la altura prima. Aun así, quiso que viésemos cómo quedaba en el coche. Nos puso la de prueba, nos ayudó a cambiarlas de lado (la Century nos cuadraba mejor detrás del copiloto).

Al final, sacó la nueva nos la instaló y además se aseguró que la Triofix también la llevábamos bien instalada.

Nosotros fuimos a las 16h un día entre semana (habíamos reservado esa mañana) y no había casi nadie, pero es aconsejable llamar y pedir cita si queréis probar la silla porque normalmente hay que coger hasta número! Sí, sí, como en la carnicería!! jejeje. Tienen en la puerta un reservado para instalar y probar sillitas muy amplio y cómodo. Eso sí, no sé si tendrán previsto ponerle un poquito de sombra estaría bien. No por el cliente, que se puede esperar a la sombra si quiere si no por los empleados. En nuestro caso, a las 16h de la tarde con 34 grados, la chica dentro del coche al sol bastante rato… no os digo más 😉

 

En resumen… Ir a contra marcha SALVA VIDAS. Y no os hablaré aquí de los datos aplastantes que lo demuestran porque tenéis mucha info por ahí, como el foro de acontramarcha.

2 Respuestas

  1. Teresa Herrera Cerezo

    Que impactante la historia de Gabriel, me ha gustado mucho tus comentarios, cuando toque ir al cambio de silla ya se donde ir, ademas lo tengo cerca, besos guapa!!

Dejar una opinión